viernes, 26 de febrero de 2010

Invierno

El invierno

Los árboles desnudos, el cielo gris, la nieve cubriendo los campos como un desierto blanco.
Mas todo lo que arrebata el invierno a la naturaleza es necesario que se lo arrebate, como es necesaria la oscuridad para rodear la luz y dibujar su contorno haciéndola posible.
En él, en el invierno, está la primavera, el verano y el otoño, aunque por todo el mundo sea denostado.
Todo lo que muere bajo sus frías manos y su gélido aliento, es para volver a nacer de nuevo.
Él es el camino hacia los refugios, la conciencia del propio calor de nuestro cuerpo, la crueldad que permite nacer en nosotros las esperanzas, el anhelo de regresar.
¿Adónde?
A todo lo estaba ya presente con nosotros.