sábado, 29 de mayo de 2010

Últimos días



"The truth is that they´ll never return"
Richard Ashcroft

Va llegando poco a poco el final del tiempo de estar aquí en Alemania. Tengo muchísimas ganas de volver a España, es obvio, echo de menos a mucha gente y bastantes cosas, sobre todo echo de menos el no estar tanto tiempo solo.
Tengo que reconocer, sin embargo, que estos últimos días están siendo muy especiales y agradables. La del jueves fue una noche inolvidable y ayer me prepararon mis alumnos una fiesta sorpresa de despedida, y fue un momento muy emotivo y muy especial. Me regalaron un póster firmado por todos, con una foto del curso al completo, en el que pone "Qué pena que te vayas", y una típica jarra enorme de cerveza alemana, también firmada por todos. Jamás me hubiera esperado nada parecido, pues de muchos otros grupos ya me despedí en el instituto, y fue suficiente con los típicos aplausos, las preguntas y las despedidas al final de clase.
Quizás haya sido la mejor parte de todo este tiempo, las clases y el haber compartido con los alumnos tantos momentos, tanto fáciles y divertidos, como difíciles en algunos casos, cada alumno, cada persona, es un mundo.
Espero que la próxima vez que escriba aquí, lo haga desde el salón de mi casa en España y pueda contar que todo ha salido, al menos, la mitad de bien de lo que espero que me salga.