martes, 13 de julio de 2010

Lo sabes



Lo sabes,
sabes que si pudiera estaría allí contigo,
no importa la ciudad, no importa la hora que marcase el reloj,
no, todo eso que le importa al resto no importa.
No importa nada más que el significado de la palabra juntos.
Lo que importa es que el mundo tendría sentido por una vez de nuevo al albergarnos,
como cada vez que hemos estado juntos,
como cada vez que miré y que miro al fondo de tus ojos para encontrar mi alma,
me haces sentir real, incluso con sólo pensar en ti
haces que cada uno de mis latidos sea un paso que me acerca a mí mismo.
Soy un hombre que espera apoyado contra una pared,
que espera volver a verte mientras los días pasan,
sonriente
mientras las noches rodean tu cuerpo
su blancura inocente y femenina
ante el que soy agua que cae,
brisa nocturna tras la lluvia.

Lo sabes,
sabes que me alegro de haber nacido,
y de haberte tenido en mis brazos,
sabes que estoy susurrando estas palabras,
sabes que no te quiero para mí,
no quiero poseerte,
no quiero decirte que eres mía,
amo tu libertad
y lo sabes,
sabes que todo lo tuyo es mío,
me lo dijiste
somos una sola vida entre dos cuerpos,
latido involuntario,
sombra,
mirada,
puerta que se abre,
reflejo sobre el agua,
tranquilidad de estar haciendo lo correcto en un mundo desquiciado y egoísta.

Lo sabes.