martes, 14 de septiembre de 2010

Antes de irme a dormir

Soneto nocturno a Ledlin


Te escribiré un soneto por amor
amor hay siempre en todo primer verso,
amor creó una vez el universo
por él vendrá el final quebrantador.

Amar, ser todo un sol abrasador
y luna oculta y fría en su reverso,
océano perdido en el que inmerso
el alma flota pura en su interior.

Y en esta oscuridad, bajo esta noche,
quizá primera noche de mi vida
ocurra todo aquello cuanto espero:

Que no encuentre en tus ojos ni un reproche
y seas tú la que jamás olvida
un soneto diciéndote te quiero.