domingo, 2 de enero de 2011

Reseña para Daniel Guillamón


"Ningún gran artista ve las cosas como son en realidad; si lo hiciera, dejaría de ser artista"

Oscar Wilde

Todo lo que tiene un fotógrafo, más allá de su cámara y de su técnica, es un patrimonio intransferible y único: La sensibilidad de su mirada.

En el caso de Daniel Guillamón estamos ante un alma que se asoma a los ojos a través de un objetivo para devolvernos un instante que nos conduce a nosotros mismos, a la reflexión, al sentimiento. Sus fotos son un camino que nos adentra en el otro lado de la realidad, la consciencia, en todo aquello que absolutamente detenido aporta un sentido sólo explicable a través de la luz escrita para nuestros ojos. Daniel Guillamón es un escritor de luz, un fotógrafo, capaz de buscar, contar y encontrar historias con sus ojos, su cámara y sus manos por los rincones de las ciudades que visita, en cada uno los cuerpos de sus modelos, detrás de cada instante desapercibido. En cada una de sus historias va una parte de todos nosotros, pues las emociones no saben de fronteras, ni de palabras. Pasen y veánse.