martes, 26 de julio de 2011

Paga tu deuda


A Christopher Nolan


Volver, regresar al blanco de la página desde el dolor más profundo y enconado. Él siempre está aquí, recaudador de deudas, impuesto con la vida, como sueño que espera ser soñado, un solo soñador, infinitas mentes poseídas.

¿Qué me traes hoy? ¿Qué verdad o dolor, qué forma de instinto? Paga tu deuda, llevas tiempo sin asomarte al abismo que formas, el mundo es sólo un espejo sobre el que morirás, como cualquier otro, como todos, excepto si pagas tu deuda, si la pagas de verdad.

La literatura, toda la literatura de la historia no está hecha sino con el silencio desde el otro lado, desde este otro lado de la vida. Cientos de miles de millones de horas humanas.

¿Tienes un don? Toda belleza es sólo la armonía de infinitas mentiras sensoriales, sólo su forma, entre tú y el objeto no hay absolutamente nada que no estuviera previamente en ti.

¿Sufres? El dolor es la concreción de la desesperación, la desesperación es la ausencia de fin, un dolor se agota en su propia presencia, es un fin sin fin, se existe a través de ti.

Hazlo, no me lo expliques, no hay más. Paga tu deuda, o al menos hazlo por todos los que fueron, son o habitarán el mundo siendo como tú. Porque estamos en deuda los unos con los otros.