lunes, 3 de octubre de 2011

No somos tú y yo







No somos tú y yo, es el amor,
son las olas del mar, 
de su mar
oscuro, misterioso e infinito
las que han llegado hasta nosotros.

No, no es el sol 
que acaricia febril 
tu rostro en la mañana, 
por ver si te alcanzaba.

No, no es la luna pálida y lejana,
apenas peregrina, suave y blanda,
no es que podamos juntos hoy mirarla,
no es su noche su distancia...

Es el amor que habita nuestras almas.

Y aún me pregunto cómo
la vida cabe en la palabra,
y en mí y en ti, mujer,
toda la luz del mundo en la mirada.