jueves, 8 de diciembre de 2011

Alma




La música
es una forma de silencio.

Lo más difícil de aprender,
en esta vida en la que todos los demás
y su opinión importan tanto,
es saberse escuchar
a uno mismo el alma,
el único silencio nuestro,
entre culpar y olvidar
elige siempre cualquier forma de olvido.

Jamás dejes que nadie,
ni tan siquiera un verso hermoso y libre,
te arrebate el silencio
o tan sólo el amor, ese de las contadas ocasiones,
y su forma de cuerpo y nombre indescifrable.