domingo, 29 de enero de 2012

Visión de un mismo adiós



Será como volver a conocerse
entre unas manos frías, blancas
será como marcharse de la mirada al fondo
sin más lugar.
Será verano el cielo gris, tormenta,
recuerdo en tus latidos de mujer
donde el silencio al fin después de tanto tiempo
germinará desnudo y libre
como una música a través del alma
para acallar las horas rotas,
esas
que todavía lleven nuestro nombre.

Será como decirse adiós
sin otro mar, sin otro cielo, solos
abandonadas todas las imágenes
y acaso una palabra sangre de tus ojos.

Será como hasta ahora, pero entonces.